Tuesday, May 27, 2014

El enjalado obscuro


No entiendo que pasa ese. Eso es justo lo que pasa, la falta de entendimiento. Cuando no pasa nada pero a la vez pasa todo. Que somos si no juntos? Qué hago con este sentimiento de desolación aun teniéndote en el mismo cuarto, en la misma cama, bajo la misma sabana. Es quebrante, es errante el vaivén de nuestros sentimientos. Al final solo queda un orgullo que es inamovible. Este sentimiento de estar encarcelado en mi casa. Este sentimiento de querer salir huyendo pero saber que solo empeora con el tiempo, huir no es la respuesta pero es lo mas lógico. Lo que el cuerpo y la mente quieren es difícil y se tiene que luchar, pero es tan difícil cuando el muro es tan alto. Con cada sonrisa se cae un ladrillo, con cada negrura crece 3 metros la pared. A este ritmo llegaremos al cielo, cuando la pared ya no se pueda cruzar de ninguna forma. Hoy estamos a tiempo pero el tiempo se acaba, somos un reloj de arena que pareciera ser infinito pero cuando se ve desde muy lejos se observa el final. ¿Cómo se lucha contra el final? ¿Cómo aplazas lo inaplazable? Se que todo tiene un final y que ningún final esta escrito. Quiero escribir mi final cuando llegue su momento, pero siento una ola de susurros diciendo escríbelo ya. Me niego, esa ola de susurros queda lejos de mi, es la razón hablante que no me deja descansar. También esta el impulso que avienta la mano hacia la hoja, pero el sentimiento avienta la mano de forma errante y no se logra escribir el final. Lucha continua entre dos poderes amantes. Lucha errante sin sentido figurante. Que no ves que estoy aquí necesitando de ti? Que no te das cuenta que lo único que pido es de ti. No quiero tu razón, con la mía es suficiente para sentir la muerte del espíritu. Quiero de ti, tan solo quiero de ti. Lo que eso signifique solo tu lo puedes entender y yo recibir. Que no ves que aquí estoy para ti. Puro y libre, sin tapujos. La razón y el orgullo son míos, lo demás es tuyo. Lo bello, lo blanco, siempre será tuyo. Toda la negrura me consume demasiado rápido, mi voluntad es pequeña cuando se encuentra con la tuya, y tu manera de abrazar el miedo, la frustración, la ansiedad es tan grande y yo tan cerca de ti que no hago mas que comer del mismo plato. Me llena ese sentimiento. Siempre he dicho que se siente mas fuerte una melancolía que el amor. Pero contigo he sentido fuerte el amor y profunda la melancolía. Porque no abrazamos juntos la belleza? Que falta de nosotros para ser dos seres que tan solo viven libres. Que nos ha pasado que nos alejamos lentamente y con gusto. Pareciera que el sentimiento negro es mas bello. Es mas fácil llorar que reír. Se que solo sabes llorar y que poco reír. La venganza, aquí viene la venganza. Deseas fuertemente alejarme, deseas que sea como tu para largarme de tu vida. No lo entiendes, como tu no hay otra, como yo no hay otro. Ven y comparte de mi alegría. Será mas banal, simple y casual; no tan compleja como la obscuridad, definitivamente mucho menos compleja, pero te lo digo, es mas gozable. Lo sencillo esta vez es mejor, es de mucho mayor alcance y al final es mas complejo, mas difícil de alcanzar. Ya no quiero sentir esta negrura. Mi yo desaparece para entrar en una locura, locura de ideas y acciones, tonterías que no dan mas de mi que lo obscuro y sobrio que hay dentro de mi. Ya no puedo vivir cercano a la negrura. No puedes ganar esta lucha, no la voy a luchar, se que la obscuridad es mayor que la luz que tengo y no podré combatirla, por eso quisiera que la dejes a un lado. Perdí antes de pelear. No quiero pelear, solo peleo las luchas que tengo oportunidad, contra ese abismo no hay poder que se le enfrente. Tal vez alguna otra obscuridad podría luchar contigo en ese hoyo negro. Tal vez, solo tal vez. Esta lucha no tiene fin si se intenta luchar. Yo ya no quiero intentar asesinar esa obscuridad. No puedo y me niego de manera rotunda al suicidio de mi ser, al exterminio de mi espíritu. Si lucharé será por encontrar un camino juntos, será por llevar mas lejos, la belleza que conozco, esa es mi batalla. Es donde puedo ganar, donde aun no pierdo la esperanza de que el combate sea justo. Si vamos a luchar que sea con la misma espada y después de luchar por la belleza y ganar, luchemos juntos para exterminar la obscuridad. La obscuridad es infinita, solo si la vez, si la observas y si te aferras a ella; si no, ni existe. Liberación de mis letras, el sentimiento de la jaula poco a poco se aminora, aunque el azufre siga en mi boca, el corazón regresa a su ritmo, el aire viene de nuevo a mis pulmones, la sangre dejó de ser coagulante, y los pensamientos comenzaron a emerger. Afán de letras que no hace mas que materializar los pensamientos, liberar la conciencia. Que bello es el lenguaje, la única medicina que el alma necesita. Belleza regresa y el ente se engrandece de nuevo, se abren las puertas y se construyen los puentes. La brecha nunca mas se abrirá, porque el puente es mas grande que el cañón. Llevemonos lejos por el mismo puente, no te caigas, yo te sostengo, no te avientes, no hay nada abajo, la llegada es por arriba, abajo solo encontrarás desolación y tristeza. Ya basta de caminar por debajo del puente, ya está construido, ¿porqué no usarlo? Respiro hondo y las lagrimas del espíritu se secan, las manos comienzan cada vez mas lentas y las ideas se pierden, he dicho por ahora lo que era necesario y suficiente, el doctor a cumplido con su cometido, la medicina está inyectada, el efecto comienza su sanación, ahora todo es cuestión de tiempo, como todo, es cuestión de tiempo.

1 comment:

José Antonio Valdivia said...

Larga espera… el espíritu se seca y las ideas se pierden, pero como todo, es cuestión de tiempo. Me da gusto que sigas escribiendo.
Atte. Valdivia